Acto 2 de abril de 2022 Cenotafio,
Plaza San Martín, Retiro, CABA.

Compartir en

Palabras de apertura

Se cumplen 40 años de la Reconquista Patriótica de las Islas Malvinas.

Desde el 2 de abril de 2002 a la fecha, todos los años, en este Cenotafio que honra a nuestros 649 héroes muertos defendiendo la soberanía nacional, hemos venido a ratificar el juramento de luchar por cumplir el Acta de la Independencia de las Provincias Unidas de Suramérica de ver libre nuestra Patria de toda dominación extranjera.

Hasta 2012, realizamos estas conmemoraciones junto al Almirante Carlos Büsser. Fueron momento difíciles para la Causa de Malvinas. Momentos de brutal desmalvinización, con los Acuerdos de Madrid de 1989 y 1990 vigentes junto a muchos otros Acuerdos y Entendimientos públicos y secretos que constituyeron en los hechos la rendición ante el invasor inglés. Momentos en que se caracterizó la reconquista de Malvinas como una “cobarde agresión” contra el Reino Unido y se difamó a nuestros héroes descalificándolos en sus virtudes de valientes combatientes.

Soldados, suboficiales, oficiales y civiles voluntarios enfrentaron la brutal agresión inglesa y demostraron al mundo que “los argentinos no somos empanadas que se comen de un solo bocado”, como afirmó el General José de San Martín al referirse a la heroica defensa de nuestra soberanía frente a la agresión combinada de Francia e Inglaterra en 1845.

Desde el 14 d junio de 1982 hasta la fecha, nuestro país es sometido al “castigo infinito” de parte de las potencias mundiales, especialmente Inglaterra, por habernos atrevido a recuperar lo que nos pertenece y enfrentar con las armas su criminal guerra colonial.

Hoy, como bien señaló oportunamente el Dr. Adolfo Silenzi de Stagni, “Son muchos los que desean cubrir con un manto de olvido y de silencio lo acontecido entre el 2 de abril y el 14 de junio (…) Es evidente que, en estos momentos, hay un enfrentamiento ético e ideológico sobre el camino que debe seguir la Argentina: llevar la empresa de la Reconquista del 2 de abril hasta sus últimas consecuencias, o llevar la rendición del 14 de junio hasta las últimas consecuencias”.

Los argentinos de bien, que somos la inmensa mayoría, estamos convencidos que hay una sola opción; nuestra tarea es llevar esa Reconquista hasta sus últimas consecuencias y honrar con nuestra voluntad de lucha patriótica a los Padres fundadores de la patria, a todos aquellos que dieron su vida desde el 2 de abril al 14 de junio de 1982, y a los que cayeron luego víctimas de la desmalvinización.

Venimos a repetir nuestro juramente:

“No nos rendiremos. El pueblo y la Nación Argentina no se han rendido.

Jamás pediremos perdón por la hazaña argentina del 2 de abril de 1982 ni por la heroica defensa de nuestros territorios. Mientras haya un solo argentino decidido a defender lo que nos pertenece por Derecho y por Historia, el colonialismo inglés fracasará. El colonialismo, crimen contra la humanidad, será derrotado y nuestra gloriosa enseña patria, la del General Belgrano, flameará para siempre en todos los territorios argentinos.

Ante estos 649 gloriosos nombres y los que cayeron luego por la desmalvinización repetimos: la Argentina recuperará sus territorios usurpados por el Reino Unido, del modo y en el momento que sea conveniente para los intereses de la Nación Argentina.

¡¡Viva la heroica Gesta de Malvinas!! ¡¡Vivan los héroes de Malvinas!!

Convocatoria a cargo de VGM Juan Marcos Soperez

El 2 de abril de 2022 se cumplen 40 años de la reconquista patriótica de las Islas Malvinas de manos del colonialismo británico. Ese día, la Argentina recuperó el ejercicio pleno de la soberanía sobre los territorios usurpados por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que había ocupado violentamente el 3 de enero de 1833. La ocupación de 1833 cesó entre 2 de abril y el 14 de junio de 1982, que fue cuando comenzó la segunda ocupación de nuestros territorios luego de la derrota argentina en la Batalla de Malvinas.

La recuperación de Malvinas contó con el apoyo y la solidaridad de los pueblos y naciones de América Latina, África y Asia, especialmente del pueblo hermano del Perú y los más de veinte mil voluntarios bolivianos y de otras naciones que se ofrecieron para combatir junto a nuestros soldados.

En nuestra América hay reductos coloniales: la llamada Guyana francesa (territorio colonial de Francia); Guantánamo en Cuba (territorio ocupado por EEUU); y Malvinas y demás territorios australes ocupados por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

En Malvinas se ha instalado la más grande y poderosa base militar extranjera en el Atlántico Sur, la base de Monte Agradable (Mount Pleasant), junto a la base militar en Georgias desde la cual operan los submarinos nucleares británicos. Actualmente, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte está construyendo una base militar naval/puerto de aguas profunda en Puerto Argentino, lo que consolidaría su capacidad militar en todo el Atlántico Sur, su expansión antártica y su amenaza a la parte continental de nuestro país y Suramérica. Solventa sus gastos militares con licencias de pesca ilegales otorgadas a España, Corea del Sur, Taiwán y buques con bandera ilegal de las islas.

La usurpación de Malvinas, San Pedro (Georgias del Sur), Santiago (Sándwich del Sur) y demás archipiélagos australes y mares correspondientes, significan una grave afrenta a la soberanía de nuestra patria y la integridad territorial de toda América del Sur. Se trata del cercenamiento de nuestra integridad territorial, del cercenamiento de nuestra provincia de Tierra del Fuego, Antártida, e islas del Atlántico Sur y aguas correspondientes. Sin integridad territorial no hay independencia posible para nuestro país.

Malvinas es: todos los archipiélagos australes, la rica plataforma continental argentina, la Patagonia y la proyección antártica. Es la soberanía de mares que unen el Atlántico Sudoccidental, el Pacífico Sur y el Océano Índico. Es la soberanía de un paso estratégico a nivel mundial. Es la soberanía de las riquezas hidrocarburíferas, ictícolas, de reservorios polimetálicos, de agua dulce. Pensar en la recuperación de Malvinas y la defensa de nuestros mares, territorios continentales y proyección antártica no puede concebirse sin la anulación de los oprobiosos Acuerdos de Madrid de octubre de 1989 y febrero de 1990. El primero de ellos nos impuso el paraguas británico de soberanía, y el segundo, el control de nuestro sistema de defensa nacional, en especial del instrumento militar de las Fuerzas Armadas Argentinas. Malvinas exige la derogación de la Ley N° 24.184, Ley de Garantía a las inversiones británicas, sancionada por el Congreso de la Nación el 14 de noviembre de 1991 con un solo voto en contra; la denuncia de los Acuerdos Malcorra-Duncan y Foradori-Duncan que significaron un gravísimo retroceso a los intereses soberanos nacionales. Demanda el estricto cumplimiento de la llamada Ley Solanas (Nº 26.659), la nacionalización de la Ley Gaucho Rivero para impedir que los buques de aprovisionamiento británicos usen nuestros puertos para sostener su ilegal e ilegítima usurpación y la suspensión de los vuelos desde otros países y desde nuestro propio territorio para asistir la logística de los colonialistas británicos.

Exige también: la anulación del “Acuerdo de Nueva York de 1995 sobre especies transzonales y altamente migratorias”, que el Congreso Argentino aprobó por ley Nº 25.290 de julio del 2000 y que está pendiente su ratificación por parte del Poder Ejecutivo Nacional. Dicha ratificación, con la firma del Presidente de la Nación, puede permitir al Reino Unido ser reconocido como Estado ribereño en el Atlántico Sur, con lo que le estaríamos haciendo un reconocimiento explícito de soberanía británica sobre las islas Malvinas, demás archipiélagos australes y mares correspondientes.

No aceptar integrar la “Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico”, que es una de las Organizaciones Regionales de Ordenamiento Pesqueros (OROP) y que administra la pesca del recurso “atún” en todo el mundo. En el Atlántico Sur no hay atún, pero el problema, en este caso, no es ni económico ni pesquero, sino jurídico. Si Argentina se integra a ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico), donde ya está el Reino Unido y algunos “Territorios no autónomos” (colonias), no hay dudas de que el Reino Unido pedirá el ingreso de las Islas Malvinas. De esta manera, Argentina terminará aceptando a la dependencia colonial de Malvinas como tercera parte en pie de igualdad con nuestra Nación. Un explícito y grave reconocimiento de soberanía británica en los territorios usurpados.

Exige no ratificar la “Convención sobre el Estado rector del puerto”. Si Argentina ratifica esta convención se podría llegar a dar que un buque, por ejemplo, un pesquero, cuyo último puerto arribado haya sido el de Malvinas, luego llegue a un puerto de la Argentina Continental y nos viéramos obligados por esta Convención, a reconocer la legitimidad de la intervención de las ilegítimas autoridades isleñas. Y aunque no llegase a un puerto argentino continental, sólo por el mero hecho de que intervengan las ilegítimas autoridades británicas por la Convención mencionada, tendríamos la obligación de reconocer esa intervención. Resultaría en un explícito reconocimiento de soberanía a los usurpadores colonialistas.

Exige también la inmediata denuncia del Entendimiento de cooperación científica antártica ente el British Antarctic Survey (BAS) y el Instituto Antártico Argentino (IAA).

Pensar en la recuperación de Malvinas y la defensa de nuestros mares, territorios continentales y proyección antártica también impone el desarrollo de un sistema de defensa nacional disuasivo acorde a los intereses y necesidades de toda la Nación.

El presidente de la Nación en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del 1 de marzo de 2020 se refirió a Malvinas, a nuestro litoral marítimo, a la necesidad de defender esos territorios y riquezas. Para ello, es imperiosa la necesidad de recuperación del sistema de desarrollo técnico, científico y de producción independiente de la industria para la defensa, destruida por imposición del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a partir de la firma de los Acuerdos de Madrid de 1989 y 1990 que significaron en la práctica la rendición ante el usurpador británico.

El desarrollo de nuestro sistema de defensa debe y puede inspirarse en los grandes fundadores de la Patria y en el valor y la entrega de criollos, negros y originarios en la lucha por la emancipación.

Una defensa nacional patriótica y popular que recoja la tradición continental, latinoamericana, de todas las luchas por la libertad y la independencia de sus pueblos y naciones como las encabezadas por Hatuey, Lautaro, Telomián Condié, Viltipoco, Tupac Amaru, Tupac Katari y los abnegados líderes de las guerras calchaquíes y las guerras guaraníticas.

Defensa nacional patriótica, de carácter verdaderamente popular, que representaron los combatientes de la Reconquista y la Defensa de Buenos Aires en 1806 y 1807; los ejércitos de la patria en los batallas de Tucumán y Salta al mando del General Belgrano; las milicias al mando de la Generala Juana Azurduy; el Ejército de los Andes organizado y comandado por el Libertador General San Martín; el ejército gaucho al mando del General Martín Miguel de Güemes; los Ejércitos libertadores del General Artigas y su hijo, el Comandante General Andrés Guacurarí Artigas, la gloriosa armada argentina al mando de Guillermo Brown y los combatientes de la Vuelta de Obligado, Tonelero y Punta Quebracho. Y con el ejemplo imperecedero de los heroicos 649 soldados, suboficiales, oficiales y civiles voluntarios caídos durante la reconquista y la Defensa de Malvinas en 1982.

No los olvidamos ni los olvidaremos nunca, inspirados en su valentía y su sacrificio, ratificamos la voluntad nacional manifestada una y otra vez por nuestro pueblo: por una patria libre de toda dominación extranjera, ni amo viejo ni amo nuevo ¡ningún amo! Malvinas ¡Volveremos!

Discurso de Cierre a Cargo del VGM José “Pepe” Parada

"TODOS DIMOS ALGO POR LA PATRIA Y LA CAUSA NACIONAL, OTROS, COMO NUESTROS 649 HÉROES CAÍDOS, LO DIERON TODO."

Amigas y amigos, damas, caballeros y niños. Camaradas y veteranos de guerra presentes en este cenotafio:

En primer lugar, quiero agradecer, en nombre del Centro de Civiles VGM “Operativo Malvinas”, la invitación que nos hicieran llegar los organizadores de este importante Acto para dirigirles algunas palabras. Éste es un Acto que, de hecho, nuclea, desde hace muchos años, a un importante sector patriótico y popular, que se ha distinguido por ser consecuente con la defensa de la Causa Nacional y la Soberanía. Venimos a conmemorar, nada más y nada menos, que cuarenta años del hecho histórico más importante del siglo pasado en cuanto a la lucha por hacer realidad en los hechos, nuestra soberanía nacional.

CONMEMORAMOS LA RECUPERACIÓN PATRIÓTICA DE NUESTRAS MALVINAS E ISLAS DEL ATLÁNTICO SUR.

Junto a esta Gesta patriótica rendimos un sentido homenaje y afirmamos un compromiso de honor con nuestros 649 héroes caídos en cumplimiento de su deber. No nos olvidaremos nunca de nuestros queridos VGM caídos ni de la CAUSA por la cual ofrendaron sus vidas luchando; los verdaderos héroes que están de guardia permanente custodiando nuestra Isla y que reclaman nuestro férreo compromiso por continuar en esta denodada y desigual lucha soberana.

Un dos de Abril de 1982 recuperábamos, en forma incruenta, en un Operativo Ejemplar, nuestras Malvinas y demás islas del Atlántico Sur usurpadas, desde el año 1833, por el colonialismo Británico que, a partir de ese momento, de ese glorioso 2 de Abril de 1982, se empeñó en imponernos una guerra que tenía como objetivo volver a usurparlos, volver cercenar parte de nuestro territorio, a sangre y fuego, como operan en todo el mundo los imperialismos, nuestras Malvinas y coronaron esa nueva usurpación a l instalar la base militar más importante de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) Mientras que, por un lado, en el corazón de nuestro pueblo, que es lo en verdad importa, palpita y sigue vivo el reconocimiento por los VGM y LA CAUSA DE MALVINAS, por otro lado, existió y sigue existiendo una incansable CAMPAÑA INFAME DE DESMALVINIZACIÓN; esta campaña desmalvinizadora ya apareció, con Bignone, en el último turno de la dictadura militar y sigue viva como una verdadera Política de Estado que lleva, casi ininterrumpidamente, 40 años.

LA DESMALVINIZACION ha tomado distintas formas a lo largo de, casi ininterrumpidamente, 40 años. ¿Cómo se expresa actualmente este proceso de desmalvinización? En primer lugar, pretenden separar un supuesto homenaje a los VGM como personas, pero pasando al “olvido” o directamente denigrando la Causa Patriótica por la que luchamos que es lo que da sentido al 2 de abril.

Les advertimos que, por más esfuerzo que hagan, es un absurdo claudicante y entreguista pretender homenajear A LOS VGM separándolos de LA CAUSA DE MALVINAS.

En segundo lugar, intentan consumar, de la mano de la embajada inglesa, una política de CONFRATERNIZACIÓN entre nuestros VGM que lucharon por una causa justa con los integrantes de las fuerzas británicas que, objetivamente, estuvieron al servicio del colonialismo inglés en su tarea usurpadora. Están muy equivocados y van a fracasar los que pretenden disolver el MURO DE SANGRE QUE NOS SEPARA.

UN MURO DE SANGRE que persistirá en el tiempo y en la memoria de nosotros y todo nuestro pueblo hasta que recuperemos definitivamente nuestro territorio Austral.

En segundo lugar, intentan consumar, de la mano de la embajada inglesa, una política de CONFRATERNIZACIÓN entre nuestros VGM que lucharon por una causa justa con los integrantes de las fuerzas británicas que, objetivamente, estuvieron al servicio del colonialismo inglés en su tarea usurpadora. Están muy equivocados y van a fracasar los que pretenden disolver el MURO DE SANGRE QUE NOS SEPARA. UN MURO DE SANGRE que persistirá en el tiempo y en la memoria de nosotros y todo nuestro pueblo hasta que recuperemos definitivamente nuestro territorio Austral.

En tercer lugar, nos quieren hacer creer que los ingleses actuaron, en su violenta imposición guerrera de carácter colonialista y usurpador, como CABALLEROS. ¿CABALLEROS? ¿Qué clase de caballeros pueden ser esos agentes que, bestializados por el ansia usurpadora que el imperialismo les inculca, no tuvieron el menor empacho en hundir buques civiles que no contaban con armas?; de esto los civiles podemos dar testimonios ciertos. Un ejemplo de ello fue el caso del buque “Islas de los Estados” hundido por la Fragata inglesa “ALACRITY” el 10 de mayo a la noche sin anoticiar a nadie del hecho y abandonando el área y a los tripulantes a una muerte casi segura, violando una ley, no escrita, que establece que, de mínima, tenían que informar del hecho y, de ese modo, podrían haberse salvado las vidas de los 15 tripulantes civiles que fallecieron en las aguas heladas de la zona.

¿Sí así actúan los supuestos CABALLEROS cuál sería, entonces, la actuación de los asesinos impregnados por la injusta causa usurpadora que los impulsaba?

En esta CAMPAÑA DESMALVINIZADORA los medios masivos de difusión cumplen su parte:

NO MENCIONAN NADA Y DESINFORMAN SOBRE LOS ACUERDOS DE MADRID (10-1989), RATIFICADOS EN LONDRES (02-1990), LA LEY DE PROTECCIÓN A INVERSIONES BRITÁNICAS, EL PACTO DE FORADORI – DUNCAN, ETC. ESTOS ACUERDOS SON UN ERDADERO “TRATADO DE ERSALLES”, UNA AFRENTA A NUESTRA DIGNIDAD, QUE AFECTA OSTENSIBLEMENTE A NUESTRA SOBERANÍA, COMO ASÍ TAMBIÉN LA DE LA VERGONZOSA E ILEGAL PROTECCIÓN Y LA PROMOCIÓN A LAS EMPRESAS QUE PARTICIPAN ACTIVA Y LIBREMENTE EN LA EXPLOTACIÓN DE NUESTROS ECURSOS NATURALES Y EN LA ADQUISICIÓN SIN TAPUJO ALGUNO, DE ENORMES LATIFUNDIOS, POR PARTE DE CAPITALES BRITÁNICOS, EN NUESTRO PAÍS.

Por todo ello creemos que:

ES NECESARIO ENCARAR UN FIRME PROCESO DE REAFIRMACIÓN TERRITORIAL CON LAS ADECUADAS CONEXIONES TERRESTRES, AÉREAS Y MARÍTIMAS, PARA FACILITAR Y GARANTIZAR EL ASENTAMIENTO POBLACIONAL Y EL DE LAS FF.AA. Y DE SS. EN EL MARCO DE UNA EFECTIVA Y REAL POLÍTICA DE SEGURIDAD NACIONAL CON PRESENCIA EN TODO NUESTRO EXTENSO PAÍS, ESPECIALMENTE EN LAS ZONAS MARGINALES FRONTERIZAS, EN LA PATAGONIA CONTINENTAL Y EN LA ISLA DE TIERRA DEL FUEGO, ZONAS DONDE PREVALECEN GRANDES LATIFUNDIOS EN MANOS DE EXTRANJEROS COMO EN EL CASO DE JOE LEWIS, CIUDADANO BRITÁNICO, QUE USURPA EL “LAGO ESCONDIDO” EN RIO NEGRO Y QUE TIENE UNA PISTA PARA AVIONES DE GRAN PORTE QUE PODRÍAN IR Y VENIR DEL CONTINENTE A LAS ISLAS MALVINAS Y VICEVERSA. POR ULTIMO, QUIERO TERMINAR CON ESTAS PALABRAS:

TODOS DIMOS ALGO POR LA PATRIA Y LA CAUSA NACIONAL, OTROS, COMO NUESTROS 649 HÉROES CAÍDOS, LO DIERON TODO.

¡VIVA LA PATRIA!

Mensaje de María Delicia Rearte de Giachino